Information

Populate the side area with widgets, images, and more. Easily add social icons linking to your social media pages and make sure that they are always just one click away.
Call us +615 4640 3304
info@office.com

024. Viajera

Feria de Editores / 024. Viajera

024. Viajera

Siempre me gustaron los libros, es más, no puedo vivir sin ellos. Me encanta que se reproduzcan en mi biblioteca, me encanta tener más y más. Es en lo único que me permito acumular, pero también amo que se dispersen. En todos mis proyectos, desde Zapatos Rojos, pasando por Cabaret Voltaire, y por cualquier ciclo donde se leyera o actuara, siempre existió una mesa con libros, una mini librería con un menú selecto, libros inhallables en otra parte. Los autores se llevaban algunos y dejaban otros, así la mesa se iba haciendo cada vez más tupida. Empezamos a trasladar valijas con libros, desde ese momento –hablo del comienzo de esto que puedo llamar producción de encuentros literarios, desde 1999– no dejé de trasladarlos. Entonces fue parte del mismo viaje personal la idea que me impregnó y fue tomando forma de a poco: armar una editorial. La mayor justificación era hacer libros –nunca habrá suficientes en el mundo– pero aunque eso me alentaba, sabía que tenía que encontrar otros motivos. Estos aparecieron luego de empezar a publicar mis poemas, darme cuenta de que muchas veces editor y autor sólo coincidían brevemente, y que las editoriales no conformaban un grupo o movimiento. Se me ocurrió que el catálogo debía ser algo vivo, algo que uno pudiera escuchar, personas con las que ponerse en contacto, ir a ver, charlar sobre su escritura. Se me ocurrió que los libros tenían que ser objetos bellos en su apariencia, muy cuidados, objetos que nos tentaran a abrirlos para ver qué había. Porque, es verdad, hay muchos, muchísimos libros, y entonces ¿cómo elegir? ¿Cómo enfrentar el desafío de publicar un primer libro y dar a conocer al autor? ¿Cómo hacer que un lector lo elija? Es como enamorarse, pensé. Hay que seducir a los lectores con todas las armas posibles. Entonces: un libro de diseño simple pero contundente, definido por el color (los colores son energía y cada uno transmite algo en sí mismo); un libro hecho con los mejores materiales sin que resulte inaccesible, pero cuidado hasta el último detalle; y lo fundamental: en su corazón, una escritura sorprendente, brillante, un viaje para los sentidos, una voz que resulte insoslayable.

Date

mayo 4, 2018

Category

Poesía